De la Defensa al Empoderamiento Personal

Foto-DPEP
Durante mis más de 30 años estudiando Artes Marciales enfocado a la Defensa Personal y a las aplicaciones realistas para la calle. He descubierto y aprendido muchas cosas y me he dado cuenta de la gran cantidad de mitos, leyendas urbanas y fantasías que existen en la práctica de las Artes Marciales y de la Defensa Personal; mitos y fantasías que en algún momento de mi vida también las creí y adopte, pero que poco a poco -al ir avanzando en práctica, conocimiento y edad- ya sea por experiencia propia o experiencia de compañeros y colegas, entendí que solo eran fantasías que poco o nada tenían que ver con la realidad.

Seamos honestos lo que nos mueve a la mayoría que nos iniciamos en la práctica de la Defensa Personal o de las Artes Marciales, es la idea de golpear a alguien, la fantasía de ser todo poderoso y de ser invencibles y esto se da por varios motivos:

  1. El ser omnipotente y tener dominio sobre los demás es algo muy natural en la conducta humana, sobre todo si se hemos sido víctimas de agresiones durante nuestras vidas.
  2. La búsqueda de poder del ser humano es algo natural y razonable, debido al instinto de supervivencia, que nos impulsa a evolucionar y a adaptarnos. El darse poder a uno mismo nos permite adaptarnos de mejor manera y nos da mayores probabilidades de supervivencia.
  3. La influencia que tiene sobre nosotros los medios masivos, como las películas, la televisión, etc. Que nos vende al invencible y poderoso héroe de acción, que acaba con todos los “malos” y obtiene todo el reconocimiento, el dinero, etc.
  4. La necesidad real de muchos de dejar de ser víctimas para convertirse en victimarios.
  5. La misma industria de la Defensa Personal y las Artes Marciales, que sabe perfectamente lo que su mercado le demanda, enaltece esto y les vende lo que la gente quiere.

En fin hay muchas razones por las cuales nos interesa la Defensa Personal que en la mayoría de los casos no son las más asertivas, pero que una vez en la práctica de la Defensa el practicante se va dando cuenta de que la realidad es otra. Yo siempre he dicho que: “el alumno llega a la academia por las razones equivocadas pero se queda por las razones correctas”

Existen diversas Leyes Universales que los sabios de la antigüedad encontraron y que hoy en día muchos grandes y reconocidos autores de Best Sellers, Coaches, Motivadores, Maestros, Gurus, etc. utilizan o aplican en sus diversos campos para ayudar a los demás a entender el funcionamiento de la vida misma. Podemos mencionar algunas:

  • La famosa Ley de la Atracción: cada persona es un magneto viviente;
  • Ley del Karma: Explica la causa y el efecto;
  • Ley del Hábito: la repetición genera hábitos;
  • Ley de Creencia: cualquier cosa que uno crea y lo sienta se convierte en tu realidad; y
  • Ley de Expectativa: lo que esperes con confianza se convierte en tu auto profecía y se cumple.

 Es a estas últimas dos Leyes a las que quiero llegar. Prácticamente lo que estas leyes nos dicen -creencia y expectativa- es que: El mundo es lo que uno cree que es y esa creencia genera tu realidad y forja tu futuro.

Etapa Reactiva de Violencia vs Violencia: Defensa Personal

Foto-Defensa
Tomando esto en cuenta llegué a la realización que es de vital importancia cambiar nuestra manera de ver y vivir la Defensa Personal, dejar de aplicar el método de Violencia vs Violencia, ya que esto genera más violencia, puesto que estar en un modo defensivo agresivo, nos puede llevar a una manera negativa de ver la vida, porque estamos esperando el ataque o la agresión para poder así defendernos, lo que nos lleva a una expectativa negativa ante la vida y nos genera un estado de neurosis paranoica, y si creemos en la violencia y esperamos ser atacados para poder defendernos, vamos a generar esto en nuestras vidas. Lo he visto muchas veces en mis 20 años enseñando auto defensa, en diversos alumnos que he tenido; excelentes practicantes de la defensa personal que se piensan más como peleadores callejeros, con una alta capacidad de acabar con un agresor u oponente con un par de movimientos y se convierten en “verdugos“ de los “depredadores callejeros” que por razones “inexplicables” se encuentran en situaciones donde han tenido que emplear sus habilidades defensivas una y otra y otra vez. Pero claro este tipo de individuos están sintonizados en esta realidad, su creencia y fortaleza está en sus habilidades inigualables de defensa y es lo que atraen a su vida; esto pasa con el enfoque reactivo y violento de la defensa personal. Recordemos el mundo es lo que uno cree que es y a esto podemos agregar el hecho de que a donde dirigimos nuestro enfoque dirigimos nuestra energía.

Etapa Activa de Prevención: Protección Personal
Foto-Prevención
La Defensa en su etapa activa, -que es una etapa más asertiva que la reactiva- se convierte en prevención o protección personal, puesto que ya no se trata de defenderse de una agresión, sino de las acciones preventivas y las medidas de seguridad que debes de tomar para evitar llegar a la agresión. Esta es una manera más socialmente consciente de ver, percibir y trabajar la Defensa. Puesto que ya no sustituyes el estado agresivo y violento de la defensa reactiva, por un estado activo y preventivo. En esta visión de la defensa la clave está en extender tu línea de tiempo y empezar a tomar acciones para no ser víctima o presa fácil de los depredadores urbanos, aquí el enfoque es más asertivo y más sano por decirlo de alguna manera, puesto que, aunque sigues viviendo en una realidad potencialmente violenta, tomas todas las prevenciones para evitar dicha violencia, como mantenerte conectado con el medio ambiente, observar a los personas, mantener un estado preventivo al conocer los momentos y espacios en donde te encuentras expuesto, etc. Este modelo de Protección es muy común en los Guardias ejecutivos o Guardaespaldas, donde todo su trabajo se enfoque en prever un ataque o un atentado en contra de su cliente V.I.P.
Pero de igual manera este segundo estado de defensa, si bien es mucho más amplio y menos violento, es igual enfocado hacia una realidad violenta y con un estado mental y emocional preparado para la agresión, y por tanto genera en el individuo una realidad violenta y agresiva, donde hay una amenaza potencial y latente “a la vuelta de la esquina”

Etapa Creativa de No Violencia: Empoderamiento Personal
Foto-Empoderamiento
Esta es la etapa que debemos de crear en nuestras mentes y corazones y mantenerla fija. Es la etapa donde ya no hay miedo a la agresión, ni a la violencia, es donde entiendes que no se trata de enfocarte en el oponente y en su potencial agresión; sino en ti, en aumentar tus habilidades, tu conocimiento, en tus capacidades y en tus talentos. Tu enfoque es el de darte poder a ti mismo. A que me refiero: al Yo puedo. De igual menta el hacerte responsable de tu realidad. Yo soy responsable de todo lo que pasa en mi vida, puesto que entiendo las Leyes Universales de la Atracción, del Karma, de Creencia, de Expectativa, etc. Entiendo que yo soy quien forja mi propio destino y que yo soy quien debe de aceptar primero para después cambiar y mejorar mi realidad. En esta etapa ya no pienso en defenderme, por lo tanto ya no es una etapa ni de Auto Defensa ni de Auto Protección, es una etapa de creación, de poder personal, de plenitud, de felicidad, puesto que vives una vida sin miedo es una etapa de Empoderamiento. Para llegar a esta etapa de Empoderamiento, el camino que propongo incluye la Defensa Personal como una manera clara y altamente efectiva de darte confianza a ti mismo; y la Protección Personal como una forma de obtener conciencia espacial y generarte seguridad al desarrollar una más aguda percepción de todo lo que sucede en tu entorno.

¿Qué es el Empoderamiento Personal y Qué significa estar Empoderado?
El Empoderamiento Personal se logra cuando empoderas tu vida, aumentando tu confianza, desarrollando control de tus acciones, aumentando tu auto estima y seguridad, desarrollando control de tus emociones; y obteniendo el poder para dirigir tu vida.

Estar Empoderado es la antítesis de ser víctima, esa persona a la que la vida le sucede: “Me pasó que…”, “me dijeron que no se podía hacer”, o “mi novia es de lo pero porque me hizo tal o cual cosa”, etc. Estar Empoderado significa crear y vivir una vida sin miedo, al ser capaz de decidir y tomar responsabilidad de tus decisiones y de todo lo que suceda debido a esas opciones.

Por tanto el Empoderamiento es el saber que tienes el poder de cambiar las cosas, accionarlas y decidir sobre tu vida, pero con conciencia, con respeto y valorando que los demás pueden y deben hacer lo mismo.

Si deseas saber más acerca del Empoderamiento Personal y/o quieres ser parte de este proceso, mándame un email a fs@kineticas.com o deja tus datos en la sección de contacto de esta página o si no quieres esperar y deseas impactar y empoderar tu vida ahora, márcame a mi celular +521(662)1507750 estoy a tu disposición.

Deja una Respuesta